Resumiendo mucho, un RAID es un conjunto de discos duros (HDD) o de estado sólido (SSD) configurados de tal forma que permitirá obtener ventajas mayores que siendo usados de forma independiente. Por lo tanto, dependiendo qué tipo de RAID se utilice se podrá obtener una mayor velocidad de lectura, de escritura, de capacidad de almacenamiento y de recuperarse de fallos en el conjunto de los discos.

Suena bien, ¿verdad? Pero quizás pienses que esto pudiera ser complicado de entender y que es algo que jamás llegarías a usar en tu PC. Ciertamente proporciona grandes ventajas y en el siguiente artículo procuraré explicar el sistema RAID el cual ya lleva años en los sistemas de computación.

Como bien dije antes, un sistema RAID (Redundant Array of Independent Disks) es un conjunto de discos de almacenamiento y dependiendo de cuántos discos tengamos y de qué beneficios queremos conseguir habrá que elegir entre uno de sus niveles RAID.

Disponer de un conjunto de discos en nuestro PC no implica que ya tengamos un RAID sino que será necesario configurarlo a propósito para que nuestro PC pueda gestionar todos los discos de una forma sincronizada y obtener los beneficios que antes relataba.

La forma de orquestar los discos puede hacerse de dos formas: por hardware y por software. Cada una tiene sus ventajas e inconvenientes. Por hardware se hace uso de una controladora que se conecta al PC o al servidor y a esta controladora se conectan físicamente los discos. La ventaja de usar una controladora RAID por hardware es que descargamos del CPU las tareas de gestión de esos discos. Dependiendo de las características de esa controladora también pueden obtenerse una caché adicional, un espacio de memoria para almacenar datos sin tener que hacer un uso intensivo de esos discos. También suelen disponer de una batería que alimentará a los discos para que en caso de corte de suministro eléctrico puedan guardarse todos los datos de esa caché en el disco duro y no se pierda ni se corrompa la información.

Un RAID por software es más económico ya que se trata de un programa que gestionará las lecturas y escrituras en los discos de forma sincronizada. Tanto Linux, Windows o Macintosh disponen de herramientas para gestionar y montar un RAID por software sin demasiadas complicaciones.

Controladora RAID (hardware)
controladora raid hardware 

 

 Gestión RAID por software
 Software RAID

 

En servidores es común utilizar controladoras RAID independientes para garantizar la integridad de los datos escritos en disco en caso de fallo eléctrico. También permitiría sustituir uno de los discos que conforman el volumen RAID “en caliente”. Esto es, sin necesidad de apagar el servidor e interrumpir el servicio.

Entre los distintos niveles que puede elegirse para un sistema RAID puede encontrarse RAID 0, 1, 2, 3, 4, 5, 0+1, 1+0... y muchos más aunque los más utilizados y sencillos de implementar son los siguientes:

Desde la lista anterior tienes acceso a nuevos artículos con información más detallada sobre cada uno de los distintos niveles RAID más conocidos.

Sígueme

Suscríbete

Recibe todas las novedades en tu correo

copyright © bitplanet.es 2018

Todos los derechos reservados salvo contenidos que apliquen su propia licencia

aviso legal | política de privacidad | política sobre cookies