El nivel RAID 5 es similar al RAID 0 ya que los datos también se almacenan repartidos a lo largo de todos los discos que componen el volumen pero con una diferencia importantísima: posee tolerancia a errores. Es uno de los niveles RAID más interesantes teniendo en cuenta el coste y las prestaciones que ofrece.

El mínimo de elementos necesarios para crear un RAID 5 es de 3 discos. Los datos se van repartiendo por todos los discos como sucedía con el RAID 0 pero cada cierto número de bloques escritos se almacena un bloque de paridad. Este bloque de paridad será el encargado de proporcionar la información necesaria para reconstruir un dato si alguno de los elementos fallara.

Quizás esto de bloque de paridad te suscite curiosidad. No es más que un algoritmo, una fórmula que permite recuperar el dato perdido. Por ejemplo: tienes 3 hojas, en la primera escribes un 5 y en la segunda hoja escribes un 2. En la tercera hoja escribes el bloque de paridad: un algoritmo cuyo resultado es la suma de la hoja 1 más la hoja 2. Es decir, escribes un 7. Si la hoja 1 o la hoja 2 se perdiera, sabiendo que la hoja 3 es la suma de las dos precedentes bastaría hacer una simple resta para obtener el valor faltante: 7 - 2 = 5, o bien 7 - 5 = 2. De esta forma, puedes recuperar el valor de la hoja perdida. En los sistemas RAID el funcionamiento es similar aunque mucho más complejo.

raid5 m

Las ventajas de un RAID 5:

  • Tolerancia a errores. Si un elemento del RAID falla es posible recalcular los datos almacenados del disco que falló.
  • Mayor tasa de lectura. Los datos, al estar repartidos a lo largo de los discos pueden ser accedidos de forma simultánea siempre y cuando los datos solicitados se encuentren en discos distintos.
  • Mayores prestaciones a un coste menor. Es una configuración muy utilizada ya que se aprovecha el espacio de los discos casi en su totalidad y además se le dota de tolerancia a errores.

Las desventajas de un RAID 5:

  • El fallo de un segundo disco provoca la pérdida total del volumen. Un RAID 5 puede ser accesible si un disco falla, pero si fallaran dos, el volúmen quedaría inservible y por tanto la pérdida completa de los datos.
  • Eficiencia de escritura más limitada. Dado que es preciso calcular el bloque de paridad, las escrituras son más lentas y costosas.

El entorno perfecto para un RAID 5:

Es la configuración ideal para muchas pequeñas empresas que buscan rendimiento y consistencia en sus datos o para usuarios que quieran aumentar la fiabilidad y la capacidad de almacenamiento de sus equipos sin hacer grandes inversiones.

No está indicado para entornos donde se realicen grandes operaciones de escritura pues RAID 5 no es un sistema ágil escribiendo datos en los discos.

Imagen de cabecera: cc by sa Jeff Kubina

Sígueme

Suscríbete

Recibe todas las novedades en tu correo

copyright © bitplanet.es 2018

Todos los derechos reservados salvo contenidos que apliquen su propia licencia

aviso legal | política de privacidad | política sobre cookies