Este tipo de sistema permitirá beneficiarse de una característica muy interesante: tolerancia a errores. En el RAID 0 veíamos que si un disco del volumen fallaba lo haría también el volumen entero. Aquí, con el RAID 1, se consigue todo lo contrario: si un disco falla tendremos el otro disco para recuperar la información.

Es importante señalar que cuando decía que es posible recuperar información me estoy refiriendo al supuesto de que uno de esos discos falle. Es decir, si borras tú mismo el archivo que no debías no hay nada que hacer porque tu acción se ha realizado tanto en un disco como en el otro. En ningún caso se trata de una implementación de copias de seguridad sino de un sistema de recuperación en caso de fallo en los discos de almacenamiento. 

Si alguno de los discos fallara se sustituye el defectuoso por uno nuevo y se reconstruyen los datos en el nuevo disco consiguiendo que el RAID vuelva a ser funcional. 

Este nivel RAID es conocido como mirroring o en espejo. Todos los datos que se escriben en el disco 1 son también escritos en el disco 2 de forma simultánea y sincronizada permitiendo tener una copia exacta en todo momento de nuestros datos. 

raid1 m

El tamaño final del volumen será siempre el tamaño del disco más pequeño que lo conforme. Por ejemplo, si tenemos un disco de 100 GB y otro disco de 500 GB, el tamaño del volumen resultante será 100 GB. Por lo tanto, es interesante crear volúmenes RAID 1 con discos de igual tamaño para no desperdiciar espacio.

Las ventajas del RAID 1:

  • Tolerancia a errores: ya hemos visto que la mejor de sus ventajas es que si algún disco falla, tenemos el otro para recuperar los datos,
  • Mayor velocidad de lectura: este aumento se consigue gracias a que los datos están disponibles en ambos discos y pueden ser accedidos de forma simultánea con independencia de si son archivos grandes o pequeños.

Las desventajas del RAID 1:

  • El coste de almacenamiento: un RAID 1 con tres elementos supondría comprar tres discos pero el espacio utilizable sería el de uno.

Cuantos más discos añadamos a un volumen RAID 1 mayor será la tolerancia a errores que obtendremos pero también aumentará la inversión en la compra de los discos a pesar de que el espacio de almacenamiento resultante seguirá siendo igual al espacio del disco más pequeño. Será una extraña sensación de estar perdiendo dinero ya que el almacenamiento no aumenta pero estaremos ganando en seguridad.

El entorno perfecto para un RAID 1:

Cualquier situación en la que queramos asegurar la integridad de nuestros datos.

Quizás para un ordenador de escritorio un RAID 1 no estaría justificado pero en ciertos equipos donde la información es valiosa o en servidores donde un fallo en el sistema de almacenamiento es vital, el RAID 1 nos brindará un plus de tranquilidad.

Imagen de cabecera: cc by Kenny Loule

Sígueme

Suscríbete

Recibe todas las novedades en tu correo

copyright © bitplanet.es 2017

Todos los derechos reservados salvo contenidos que apliquen su propia licencia

aviso legal | política de privacidad | política sobre cookies