Cualquier Sistema Operativo consta de multitud de archivos para que nuestro ordenador pueda ser una útil herramienta de trabajo. Estos son esenciales para el buen funcionamiento del PC y si borramos o modificamos alguno puede desencadenar situaciones desastrosas. Es importante conocer los más importantes, cuáles son, para qué sirven y evitar problemas al borrarlos.

En primer lugar, hay que distinguir entre aquellos archivos que pertenecen al Sistema Operativo, o que forman parte de programas que hayamos ido instalando, de los archivos que hemos generando nosotros mismos como, por ejemplo, documentos de texto, hojas de cálculo o imágenes. Estos últimos podemos borrarlos, moverlos o modificarlos a nuestro antojo sin temor a que Windows o algún programa se resienta. No así sucede con los archivos generados por una instalación de Windows o de un programa.

agregar-o-quitar-programasAunque para muchos es sabido, la forma idónea de eliminar algún programa no es borrar su carpeta, ya que muchas aplicaciones dispersan archivos en varias ubicaciones, por lo que para eliminar ese programa lo ideal es usar el propio desinstalador o bien la herramienta de Agregar o quitar programas del Panel de control.

La extensión de un archivo son tres letras precedidas de un punto (.ext) que nos da una pista sobre cuál es su función. Por ejemplo, un mp3 sería .mp3 y una imagen, .jpg. Para averiguar qué extensión posee tienes que abrir una carpeta, ir a Herramientas > Opciones de carpeta..., sitúate en la pestaña Ver y desmarca Ocultar las extensiones de archivo para tipos de archivo conocidos. Esto hará que cuando exploremos las carpetas veremos su extensión y saber así de qué archivo se trata.

mn_mostrar-extensiones

com-exeUn tipo de archivo a tener en cuenta son los .exe y los .com. Se tratan de programas o parte de alguna aplicación que puede desempeñar una tarea. Si los borramos, ese programa, o parte de esa aplicación, quedaría inutilizable de forma que no es aconsejable eliminar estos archivos de forma manual.

Los .dll son parte de un programa y su eliminación repercutiría directamente sobre dicho programa, dllocfg-ini sobre el propio Windows, por lo que se aconseja no borrar nunca esta clase de archivos. Otra parte integrante de un programa son los .ini que, en la mayoría de los casos, puede visualizarse con cualquier editor de textos o con el bloc de notas. Su finalidad es proporcionar cierta información para que un dispositivo o el Sistema Operativo esté correctamente configurado. Similares a estos, los .cfg contienen los parámetros de configuración y preferencias necesarios para un determinado programa.

sysTambién forman parte del Sistema Operativo los .sys que Windows necesitará para que, por ejemplo, la tarjeta gráfica funcione adecuadamente o nuestra impresora pueda imprimir nuestros trabajos. Son archivos que entablan una comunicación entre el ordenador y los dispositivos de nuestro ordenador.

datLos grandes desconocidos son los .dat que pueden contener cualquier información. Abrirlos no sirve de nada y no nos dará ninguna pista sobre su función, sólo puede manejarlo su programa propietario. Cualquier contenido que necesite una aplicación puede estar dentro de él. De manera que borrar estos archivos no es una buena idea.

chm-hlpLos de tipo .hlp o .chm son archivos de ayuda. Cuando pulsamos F1 o solicitamos ayuda dentro de una aplicación se está mostrando la información de estos archivos. Puede abrirse directamente y conocer su procedencia y contenido. Su eliminación no es comprometida pero sí que podemos advertir algún mensaje de error ya que se está solicitando algo que ya no existe.

Las extensiones de los archivos pueden darnos alguna pista sobre cuál es la función que desempeñan pero esto no siempre es así. Muchos programas pueden emplear sus propias extensiones aunque generalmente se tiende a estandarizar estos términos.

Windows protege sus archivos más críticos ocultándolos y marcándolos como parte del sistema para evitar que el usuario los tenga a la vista y cometa el fallo de eliminarlos, pero al borrar una carpeta todos los archivos, ocultos o no, se borrarán por lo que hay que ser consciente que al tener una carpeta, en apariencia vacía, ésta puede contener aún algún archivo oculto importante.

Hay determinadas carpetas que nunca debemos borrar como son “Archivos de programas” o “Program files” que es donde se instalan nuestras aplicaciones, la carpeta “Windows” y todo su contenido puesto que dentro se encuentra todo lo necesario para que nuestro Sistema Operativo funcione y “Documents and Settings” que es la ubicación donde se guardan las preferencias de usuario y documentos de cada una de las cuentas que tengamos creadas en nuestro Windows.

En el afán de algunos usuarios de querer recuperar espacio en sus discos duros, uno de los mayores problemas es que suelen borrar archivos importantes como los que acabamos de describir y desencadenan un mal funcionamiento que, en la mayoría de los casos, suele ser complicado solucionar.

Como premisa, decir que nunca borrar un archivo si no se sabe su procedencia y función. Siempre es recomendable usar algún software adicional como CCleaner o similares para eliminar y limpiar de archivos innecesarios nuestro ordenador tal y como describimos en un manual que se publicó recientemente.

Si tienes dudas sobre algún archivo en concreto puedes usar nuestro foro y plantear tu caso donde, en la medida de los posible, te ayudaremos.

 

Sígueme

Suscríbete

Recibe todas las novedades en tu correo

copyright © bitplanet.es 2017

Todos los derechos reservados salvo contenidos que apliquen su propia licencia

aviso legal | política de privacidad | política sobre cookies