Erróneamente se cree que adquirir un ordenador con las máximas prestaciones disponibles en el mercado es la mejor opción de compra, pero nunca es así. Sin querer caemos en el euforismo de dejarnos llevar por los megahercios y por la cantidad de memoria sin importarnos si los cien megas los trae de serie el ratón o la disquetera. Nos dejamos llevar por el razonamiento de “cuanto más, mejor”.

El mercado tecnológico avanza a grandes pasos y en pocos meses las características de los nuevos ordenadores se duplican fácilmente, pero ello no significa que el rendimiento y la velocidad sea el doble también.

Un equipo informático es como unos zapatos. Un vistazo a este artículo te ayudará encontrar un ordenador que se ajuste a tu talla y a tu bolsillo.

Afrontar la compra de un ordenador no debe ser algo tomado a la ligera puesto que en la mayoría de los casos terminas comprando funcionalidades que nunca utilizarás e incluso algunos usuarios desconocen tener o ignoran su funcionamiento. Debemos encontrar el equilibrio perfecto y esto se consigue estableciendo nuestro perfil a la nueva compra. En resumen, el para qué vamos utilizar el ordenador.

Existen varios grupos bien diferenciados, varios tipos de usuarios y usos:

  • Internet.
  • Principiantes.
  • Oficina en casa.
  • Juegos.
  • Informática avanzada.
  • Diseño y edición digital.

Los hemos enunciado, pero ahora entraremos en cada uno de ellos y comprobarás en cuál te encuentras.

Sígueme

Suscríbete

Recibe todas las novedades en tu correo

copyright © bitplanet.es 2019

Todos los derechos reservados salvo contenidos que apliquen su propia licencia

aviso legal | política de privacidad | política sobre cookies